El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias » El Correo 2

Seis fervenzas cerca de santiago para refrescar el verano

No hace falta irse demasiado lejos para perderse en rincones únicos capaces de aliviar las altas temperaturas // los concellos de Silleda, Touro, Arzúa y Val do Dubra esconden algunosde esos parajes de postal

La fervenza do Toxa (Silleda) está considerada la más alta de Galicia en caída libre - FOTO: Área Santiago
Ver galería
La fervenza do Toxa (Silleda) está considerada la más alta de Galicia en caída libre - FOTO: Área Santiago

LARA EIRÉ. SANTIAGO  | 02.07.2017 
A- A+

Toca trabajar, no hay presupuesto para irse demasiado lejos o Santiago ha sido elegido en esta ocasión como destino vacacional. El caso es que el verano está aquí y apetece relajarse en parajes perdidos, más allá del escenario monumental que se extiende a los pies de la Catedral. Muy cerca de la ciudad hay unos cuantos. Especial atractivo tienen los paisajes fluviales que llenan de color los municipios del entorno, sobre todo las fervenzas que explotan en territorios ocultos, un tesoro natural que merece la pena descubrir y que sin lugar a dudas servirán para aliviar los días de calor.

1. As Hortas (Arzúa). También conocida como fervenza de Santa Marta, es uno de los límites naturales entre los concellos de Arzúa y de Touro. Consta de dos caídas de agua de unos 30 metros de altura. En la zona más alta se sitúa el Muíño dos Agra, ubicado en el municipio vecino.

2. Férveda (Silleda). 17 metros de altura alcanza esta fervenza que invita a contemplar un hermoso espectáculo de agua, luz y sonido. De elevado valor paisajístico, forma parte de las Brañas de Xestoso y participa en el proyecto europeo Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria.

3. Ínsua (Val do Dubra). Es un salto de agua de unos 10 metros que embellece el curso del río Portonabo (afluente del Dubra). Se sitúa entre las localidades de Gontar e Ínsua y dentro de una ruta de senderismo cuya longitud supera los seis kilómetros.

4. Inferniño (Touro). También es una parada clave en una ruta de senderismo, la que transcurre entre Ponte Basebe y Pozo do Pego. La postal es un merecido premio después de atravesar la frondosa vegetación que flanquea la ribera y los prados destinados al pasto de la ganadería de la zona.

5. Salto das Pombas (Touro). Es una de las joyas que hay en torno al Ulla, un secreto que se abre paso entre prados, monte y vegetación autóctona. Se encuentra en uno de sus afluentes, el río Lañas. Localizada en la parroquia de Cornado (en el lugar de denominado Montes de Fao), tiene una caída de alrededor de 10 metros.

6. Toxa (Silleda). Considerada la más alta de Galicia en caída libre, constituye un espacio de alto valor paisajístico integrado en el Sistema Fluvial Ulla-Deza. También participa en el proyecto europeo Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria.