El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias » El Correo 2

El mejor constructor de diálogos

ISIDORO PEÑA  | 06.08.2017 
A- A+

SAM SHEPARD. LO QUE NADIE SABÍA O NO QUERÍA VER
Este tipo tan salado que siempre fue Sam Shepard, era conocido, esencialmente, como actor. La mayor parte del público de a pie, de los que van al cine, digamos, más comercial, lo identificaba como el astronauta de Elegidos para la gloria, o el tierno y borracho profesor, novio de su alumna Julia Roberts (es que hay cada alumna...) que los malos hacen volar por los aires en la excelente El informe pelícano. Pero muy pocos sabían que detrás de esa cara esculpida en granito había una de las mayores inteligencias dramáticas del Universo conocido. Era el autor de las aclamadas Crónicas de Motel, sí. Y, también, claro, de obras de teatro como la gigantesca Curse of the Starving Class. Conforme ha ido pasando el tiempo, la gente comenzó a valorarlo, además, por su labor como guionista en maravillas como el Paris, Texas de Wim Wenders, una de las películas más hermosas de todos los tiempos (aquí ven a la bellísima Nastassja Kinski con Harry Dean Stanton en una famosa escena del film). Pero quizás muy pocos de ustedes sepan que era el co-guionista, junto a Michelangelo Antonioni y Tonino Guerra, de una película tan fundacional como rupturista: Zabriskie Point... XF