El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias » El Correo 2

Lorena Franco: "Soy afortunada al dedicarme a mis grandes pasiones que son actuar y la literatura"

Lorena Franco - FOTO: Jordi Brescó
Lorena Franco - FOTO: Jordi Brescó

J.L. GARCÍA   | 02.07.2017 
A- A+

Lorena Franco, (Barcelona, 1983), es actriz, presentadora y escritora. Ganadora de diversos certámenes literarios, se ha revelado como una de las grandes realidades de la narrativa de nuestro país. Lorena Franco en una de las autoras del momento.

-Actriz, modelo, presentadora, escritora... ¿Mujer polifacética? ¿Qué te queda por hacer?

-Montar en globo, saltar de un paracaídas, aprender a tocar el piano, conocer al escritor Joël Dicker... ¡Tantísimas cosas! Aunque me considero una mujer afortunada al dedicarme a dos de mis grandes pasiones que es actuar y la literatura.

-¿Cuándo y por qué te hiciste escritora?

Desde siempre he sentido auténtica pasión por la literatura. He leído muchísimo y cuando a los 20 años leí La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón, me entusiasmó y me inspiró tanto, que decidí probar suerte "contando" mis propias historias. En diciembre de 2015 me animé a auto publicar en Amazon la primera novela que escribí en 2008: Historia de dos almas y mi noveno título, La viajera del tiempo, fue y sigue siendo todo un fenómeno de ventas que llegó a ser una de las 5 finalistas del Concurso Indie 2016 entre más de 1600 títulos presentados y la que me ha llevado hasta aquí, hasta Ella lo sabe bajo el sello editorial Plan B de Ediciones B. Debo decir que antes de adentrarme en el género thriller, experimenté con diversos géneros (fantasía, contemporánea, romántica e incluso comedia), pero hace poco leí que el género de un autor está en su ADN y yo, gracias a este gran paso, he descubierto el mío: el thriller psicológico y el suspense. El por qué es simple: me encanta crear tramas y personajes, unirlo todo en una novela por y para entretener a mis lectores a los que les debo todos estos títulos.

-'Ella lo sabe', tu nueva novela, entra dentro del subgénero Domestic Noir, una clásica novela de suspense y misterio en la que no hay detectives ni policías de postín a cargo de las investigaciones, sino gente corriente. Una madre cualquiera, un estudiante o un vecino común que, sin verlas venir, se ven inmersos en el epicentro de un crimen. ¿Cómo definirías este subgénero literario?

-Tal cual lo describes en la pregunta. Se trata de un subgénero del thriller psicológico y novela negra y de misterio de toda la vida muy interesante, porque el hecho de no hablar de la investigación desde la perspectiva policial, sino más cotidiana, hace que el lector se sienta más cercano a los personajes que, poco a poco, van desentrañando una trama con diversas subtramas y secretos, en el caso de Ella lo sabe, que crean adicción, a un ritmo ágil y con unos giros inesperados que por el feedback que estoy teniendo, sorprenden y gustan.

-Un truco para enfrentarse a la hoja en blanco

-Mucha motivación y conocer de antemano, al menos el inicio, de la trama con la que quieres empezar a trabajar. Que las ideas de todo el mundo que vas a crear y los personajes a los que vas a dar vida, estén dentro de tu cabeza.

-Si te obligaran a escribir un libro con otro/a escritor/a, ¿quién sería?

-Con Joël Dicker, Clare Mackintosh, Mary Kubica, Eva García Sáenz de Urturi, Carlos Ruiz Zafón... La lista sería interminable, ¡por soñar que no quede!

-De los autores que han influido en tu trayectoria literaria, ¿cuales se han convertido en imprescindibles?

-Hay muchísimos, pero destaco sobre todo a Carlos Ruiz Zafón (hay un guiño literario de La Sombra del viento, siempre muy presente en Ella lo sabe), Mary Higgins Clark y Agatha Christie.

-Si solo pudieras darle un consejo a un escritor que empieza, ¿cuál sería?

-Que lea muchísimo y se nutra de las historias que otros han escrito.

-El mejor consejo que te han dado como escritora.

-Aunque no lo entendí al principio, me sirvió de mucho: "A veces hay que perderse para encontrarse". Que aunque a una novela hay que dedicarle muchas horas y ser constante por aquello de: "que la inspiración te pille trabajando", a veces, si te bloqueas, es mejor darle un tiempo, dejarla reposar y volver con más fuerza a los pocos días.

-¿Algo de lo que nunca hablarías en tus textos?

-De mí misma o de una historia personal.

-¿Cuál es tu palabra favorita?

-Serendipia

-¿Qué es lo que más te ha costado escribir?

-En realidad y hasta el momento no puedo decir que alguna de mis novelas me hayan "costado", porque haberlas disfrutado tanto y haber sabido desde el principio cómo quería que las historias transcurrieran lo ha puesto todo más fácil.

-¿Te has enamorado alguna vez de un personaje?

-¿Y quién no? ¡Sí! En realidad de Ella lo sabe me enamoré por completo de un personaje, pero no voy a decir de cuál, prefiero que hagáis vuestras apuestas.

-¿Cómo te sentiste la primera vez que te publicaron algo?

-Después de once títulos auto publicados en Amazon, dar el salto editorial con Ella lo sabe que es la número 12, resulta emocionante y diferente, sobre todo porque todo el equipo que ha trabajado y trabaja conmigo en la editorial es increíble; me siento agradecida al verlos tan entusiasmados con mi título. No te lo acabas de creer hasta que ves tu libro en los escaparates o incluso a desconocidos que la van leyendo en el metro o por la calle. Pablo Álvarez, mi editor, es el responsable de que todo esto esté sucediendo y es algo que me hace inmensamente feliz, sobre todo al estar viendo una muy buena respuesta por parte de lectores, clubs de lectura que se decantan por Ella lo sabe como lectura conjunta, blogueros... ¡Gracias a todos!

-¿Cuál es tu gran punto débil como escritora?

-Soy muy impulsiva y aunque no lo consideraría malo en la escritura, sí hace que me precipite y quiera avanzar acontecimientos cuando una parte de mí sabe que aún no es el momento.

-¿Tienes alguna "droga" para escribir (tabaco, café, alcohol, pastelitos de nata...)?

-Café. Siempre café... y, aunque debo dejarlo pronto y no doy muy buen ejemplo confesándolo, el tabaco. Quizá cuando lo deje me entrego por completo a los pastelitos con nata, quién sabe.

-¿Cuál es el momento de mayor inseguridad al escribir.

-Para mí, siempre, el principio y el final. El principio porque es la parte en la que el lector se volverá adicto a tu historia o la dejará a medias. Y el final porque si has conseguido que con el principio y el resto del libro, el lector se entusiasme e incluso los personajes le hayan despertado sentimientos de amor o de odio, que ambos son geniales, puede que le decepciones, se enfade por la decisión que has tomado respecto a la trama o, sobre todo, hacia un personaje. Nunca llueve al gusto de todos.

-¿Qué libro le recomiendas a gente a la que no le gusta leer?

Ella lo sabe, por supuesto! Pero si tengo que decirte otros títulos, El niño con el pijama de rayas de John Boyne, el clásico de Paulo Coelho: El alquimista o Marina de Carlos Ruiz Zafón, son buenos títulos para empezar a aficionarte a la lectura. Y uno actual que es buenísimo y breve que leerán en un suspiro, es La gabardina azul de mi compañero de Ediciones B Daniel Cid.

-¿Crees que uno sale indemne de una gran novela?

-Sería imposible, las grandes novelas siempre marcan. Tal y como dice un párrafo de la novela La verdad sobre el caso Harry Quebert que ha sido una de las que no he salido indemne: «(...) Apenas medio segundo después de haber terminado el libro, tras haber leído la última palabra, el lector debe sentirse invadido por un fuerte sentimiento; durante un instante, solo debe pensar en todo lo que acaba de leer, mirar la portada y sonreír con un gramo de tristeza porque va a echar de menos a todos los personajes. Un buen libro es un libro que uno se arrepiente de terminar.» Ojalá no salgáis indemnes de Ella lo sabe.

-¿Con qué personaje literario te identificas?

-Con Lizzy Bennet, de Orgullo y prejuicio porque, al igual que ella, con el tiempo también me he dado cuenta de que no siempre la primera impresión es la que define a la persona.

-Si fueras un superhéroe, ¿cuál sería tu kriptonita?

-Que alguien a quien quiero me decepcione.

-Un placer culpable

-La comida mexicana.

-¿Es posible vivir de la literatura?

-No hay nada imposible en esta vida, así que sí, es muy posible.

-¿Has alcanzado todos tus sueños?

-Con constancia y esfuerzo he alcanzado muchos, pero aún me queda toda una vida por delante para seguir cumpliendo sueños y averiguar qué más quiero alcanzar y hacer lo posible por conseguirlo.

-¿Y un sueño añorado?

-Dar la vuelta al mundo. Perderme en Bali y visitar Nueva York en navidad.

-Si Derrida tuviera razón cuando dijo "no hay nada fuera del texto", ¿qué nos queda por conocer de Lorena Franco?

-Espero que mucho y, sobre todo, que lo que conozcáis, os entretenga y lo disfrutéis, ya sea con uno de mis libros, en cine o en Tv. Para empezar, me conformo con que os animéis a conocer el thriller psicológico Ella lo sabe, que próximamente también lo tendremos en Italia y Polonia entre otros países, y luego os quedéis con las ganas de descubrir más títulos, los que están y los que vendrán y que los pilléis con muchas ganas y no los soltéis hasta el final.