El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Trabajadores del Complejo hospitalario de Ourense denuncian el "cierre de camas"

La Gerencia del centro médico rechaza que haya reducción alguna y achaca el malestar a cambios estructurales

EFE. OURENSE  | 12.01.2018 
A- A+

Trabajadores y representantes de sindicatos y partidos políticos se concentraron hoy ante el Complejo hospitalario universitario de Ourense para protestar contra el "cierre de camas" y el descenso de personal, algo que la dirección del centro niega.

La Gerencia del citado centro médico rechazó que haya reducción alguna del número de camas hospitalarias habilitadas y de personal, y consideró que el malestar es atribuible a cambios estructurales en un proceso de "concentración".

No hay previsión alguna "de cerrar camas ni de reducir personal, máxime en el nuevo edificio de hospitalización", y "han aumentado" los recursos "de forma continuada" desde su apertura, según la Gerencia.

Un representante de UGT, Miguel Ángel Martínez, indicó que los profesionales están "hartos de que las urgencias estén un día sí y otro también colapsadas, con enfermos en los pasillos".

Una trabajadora del centro lamentó la "falta de personal" a pesar de que las plantas "están colapsadas", advirtiendo que eso redunda en la calidad asistencial.

En la concentración, decenas de participantes han recorrido las calles alrededor del hospital coreando frases como "sanidad pública y de calidad" así como "menos asesores y más trabajadores".

Entre los participantes figuraron las diputada del BNG Noa Presas y del PSdeG Noela Blanco y de representantes de grupos políticos de la oposición en el Ayuntamiento orensano.

Al finalizar el recorrido, la presidenta de la comisión de centro -conformada por los sindicatos UGT, CIG, CCOO, CSIF, Omega y Satse, y la junta de personal-, Asunción Maus, leyó un manifiesto pidiendo una "reunión urgente" con el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuíña, para obtener explicaciones.

Además, los manifestantes convocaron para la próxima semana una asamblea de trabajadores en el citado centro médico para plantear las acciones a tomar.

Los trabajadores del centro denuncian la "saturación total" del hospital y critican que haya 'listas de espera' de pacientes para consultas en servicios de atención primaria "de hasta una semana", subrayado que Ourense es un una de las provincias "más envejecidas" de España.

Según Maus, hay falta de camas hospitalarias suficientes para prestar una "atención ordinaria" y hay una parte inhabilitadas que se ponen a disposición de los pacientes únicamente "para casos necesarios" lo que genera una "reducción de puestos de trabajo y de la atención a los pacientes".

En ese sentido cuestionó las declaraciones hoy del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, instando a "optimizar camas en los hospitales y a aumentar el número de pacientes por cama".

"No tenemos cardiología intervencionista, la cirugía pediátrica se reduce un tercio", observó la portavoz sindical, que además cuestionó la falta de un servicio ininterrumpido de hemodinámica en ese centro médico.

Por ello, reclamó equipamientos necesarios para una atención médica "digna y de calidad" y un mejor servicio de cirugía pediátrica.

Los responsables del Complejo hospitalario apuntaron que están abiertas tres plantas del servicio materno-infantil, lo que supone "122 y 105 profesionales contratados más para atender su ocupación actual, que ronda el 115 %".

Atribuyeron la actual situación a un aumento de pacientes habitual en esta época del año que ha conllevado un aumento asistencial por encima de su media anual de 190 pacientes diarios en el servicio de urgencias y "registrar picos de 267 atendidos, como el jueves 28 de diciembre".

Según la dirección del centro, desde la apertura del nuevo edificio la contratación ha aumentado "casi un 6 %, ampliándose el personal vinculado en diferentes categorías de personal sanitario y no sanitario".