El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

El temporal complica la circulación en Galicia

La presencia de nieve en la red viaria ha llevado a cerrar al tránsito de vehículos diversas vías de la red provincial de doce municipios lucenses // El viento alcanzó los 138,5 kilómetros por hora en Viveiro // Restablecido el transporte de ría entre Vigo y Cangas // La flota permanece amarrada a puerto

La nieve caída en Galicia las últimas horas, como se aprecia en la esta imagen tomada ayer, dificulta la circulación en tramos de la A-6 y la A-52 - FOTO: EFE/Eliseo Trigo
La nieve caída en Galicia las últimas horas, como se aprecia en la esta imagen tomada ayer, dificulta la circulación en tramos de la A-6 y la A-52 - FOTO: EFE/Eliseo Trigo

SANTIAGO. AGENCIAS  | 13.02.2018 
A- A+

El temporal de nieve que afecta a varios puntos de Lugo y Ourense ha llevado a cerrar al tránsito de vehículos a diversas vías de la red provincial de doce municipios lucenses, además de provocar problemas de circulación y prohibir el paso de camiones en determinadas zonas.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el mal tiempo ha obligado al embolsamiento de camiones y articulados en la A-6, a la altura de O Corgo, desde el km 484 en sentido decreciente. Por ello, está prohibido el tránsito de este tipo de vehículos en ese punto.

También está prohibido el paso de camiones y articulados en la LU-751, en A Fonsagrada, que registra circulación irregular por la incidencia meteorológica entre los kilómetros 3 y 15, en ambos sentidos de la marcha.

El tráfico permanece condicionado, además, en la LU-530, también en el mismo municipio, entre los kilómetros 24 y 47.

RED PROVINCIAL

En lo que respecta a la red provincial de Lugo, en Caurel, están afectadas la LU-P-1303 (De Seoane por Visuña a Ferramulín), 4505 (De Poio por Louzarela a Teixeira), 5004 (De Cruz de Outeiro por Seara a Ferramulín), LU-P-1301 y LU-P-1303.

En otras zonas, como Cervantes, se han cortado la LU-P-1401 (De LU-723, por Degrada y Piornedo al límite provincial), 1404 (De San Román a Quindós), 1405, 1411 (De Vilanova a Portelo) 1412 (De Quindos a Robledo, en Pena do Santo a Setecarballos) y la LU-P-0702.

A Fonsagrada cuenta con varias vías cerradas, la LU-P-1906 (De Pedrafitelas por Vilares a Os Cangos), 3601 (De Acebo a Negueira de Muñiz), la LU-P-1901 (De Fonsagrada a Navia) LU-P-4606 y LU-P-4811, mientras que en O Incio ha resultado afectada la LU-P-2505 (De Foilebar, por Lamarredonda a Aira Padrón).

También se ha cortado, en Navia de Suarna, la LU-P-3501 (Paradela al Alto do Restelo), 3502 (De Muñis a Rao), la 3508 (De Rao por Murias a Balouta), la 3505 (De Navia por Silvouta), 3509 (De Navia al alto de Labiadas) y la 1901 (De Fonsagrada a Navia).

En Negueira de Muñiz, la LU-P-3601 (De Acebo a Negueira de Muñiz), y la 3602 (Del Acebo a Negueira por Ouviaña a Asturias); en As Nogais la LU-P-3701 (por Pintinidoira a la 4504), la 4503 (De San Pedro, por Busnullan y Vilasol a Nullan) la 0707 y la 3702.

La nieve ha afectado también a Pedrafita, con cortes en la LU-P-4504, 4503, 4505, LU-P-1301 y LU-P-1304; en Quiroga (LU-P-5001, 5004, 5002, 5005), Ribeira de Piquín (LU-P- 1906, LU-P- 4606), Samos (5603, 5601, 1306, 5605, 1306, 2503, 2507, 5602, 5604) y Triacastela (LU-P-3702).

SUMINISTRO DE SAL

Por otro lado, la Diputación de Lugo ya ha avanzado en los trabajos de reposición del suministro de sal en los silos y depósitos con los que cuenta por toda la red viaria, tras los problemas registrados en las pasadas semanas.

Según ha explicado en declaraciones a Europa Press el vicepresidente de la Diputación de Lugo, Manuel Martínez, de los 12 silos ya hay cinco totalmente repuestos, en concreto los de Pedrafita, Navia de Suarna, A Fonsagrada, Becerreá y Lugo, las zonas más críticas y afectadas por el mal tiempo.

Martínez ha destacado, además, que cuentan con acopios de sal a mayores, almacenados en las naves de las empresas que cuentan con la concesión de conservación.

CORTADA UNA CARRETERA EN LAZA A CAUSA DE UN CAMIÓN

La carretera OU-1052 a su paso por el municipio ourensano de Laza permanece cortada en la mañana de este martes tras quedar atascado un camión en un puente, a donde llegó por error, lo que ha provocado el corte total de la vía en ambos sentidos desde la tarde del lunes.

Según han informado a Europa Press fuentes de Protección Civil, la carretera sigue cortada a la espera de que en las próximas horas se proceda a la retirada del vehículo, que embarrancó en una de las carreteras que une Cerdedelo y Toro, que se conoce como la Ruta do Marroquí.

El vehículo, que conduce un trabajador polaco que llegó por error a este punto, permanece atascado encima en un puente y necesita ser retirado por una grúa especial. Por ello, se han señalizado los desvíos alternativos para que puedan circular los vecinos de la localidades afectadas.

Efectivos de Protección Civil han acudido en la mañana de este martes a llevar víveres al conductor, que no ha querido dejar el vehículo, en el que ha pasado la noche. "Está bien y tranquilo", han asegurado.

REANUDADO EL TRANSPORTE DE RÍA ENTRE VIGO Y CANGAS 

El servicio de transporte de ría entre Vigo y Cangas se ha reanudado a las 11.00 horas después de haber sido interrumpido por el temporal, informaron fuentes de la naviera Mar de Ons.

La primera salida desde Cangas ha tenido lugar a las 11.00 horas, y desde Vigo, media hora más tarde.

Mientras, el trayecto entre Vigo y Moaña ha permanecido invariable a lo largo de la mañana.

VIENTOS DE HASTA 138,5 KILÓMETROS POR HORA

El fuerte viento que sopla en la Comunidad gallega este martes ha dejado rachas de 138,5 kilómetros por hora en el municipio de Viveiro (Lugo) y de 128,7 en la localidad de Cedeira (A Coruña).

Según los datos registrados por Meteogalicia, recogidos por Europa Press, en municipios con altitud menor a 900 metros como Viveiro y Cedeira, el viento ha dejado también rachas significativas como los 98 kilómetros por hora en Burela (Lugo) y 96,4 en Cariño (A Coruña).

Mientras, en localidades con altitud mayor de 900 metros, el viento ha alcanzado los 96,1 kilómetros por hora en Manzaneda (Ourense), los 92,6 en el municipio ourensano de Carballeda de Valdeorras, los 75,9 en Muiños --en la misma provincia--, los 68,8 en Rodeiro (Pontevedra) y los 66,9 en Cervantes (Lugo).

Las borrascas atlánticas continuarán este martes dejando olas de alrededor de los cuatro metros en el litoral y vientos fuertes en la costa de A Coruña y Lugo. Además, el paso de un frente dejará también nieve en las zonas de montaña de Lugo y Ourense.

DIFICULTADES POR LA NIEVE EN LA A-52 Y LA A-6 

FLOTA AMARRADA A PUERTO

Galicia está hoy bajo los efectos de una borrasca situada al suroeste de Irlanda, lo que está dejando cielos muy nublados con lluvias generalizadas, más persistentes en el litoral y de modo intermitente en el interior, según la predicción de MeteoGalicia.

La Xunta ha activado la alerta naranja por olas de hasta 5 metros en el litoral coruñés y hay también activados avisos por acumulación de lluvias en 12 horas en el interior de Pontevedra, por viento que puede llegar a 80 kilómetros por hora y olas de 4 metros en el resto del litoral y por acumulación de nieve superior a 5 centímetros en zonas de montaña de Ourense y Lugo por encima de 1.000 metros. 

El mal tiempo que azota a todo litoral gallego este martes ha obligado a gran parte de la flota pesquera a permanecer amarrada puerto, tanto por el fuerte viento y al estado del mar.

En la zona de Corcubión, en concreto en Fisterra, apenas salieron tres barcos a faenar. Por otro lado, varios buques mercantes, alguno con material de plataformas petrolíferas, ha permanecido a refugio en el interior de la ría, según señalaron fuentes de las cofradías a Europa Press.

La flota permaneció totalmente amarrada en municipios como Carnota, Cariño o Ortigueira, donde sí salieron los mariscadores de a pié.

En Noia salió toda la flota de marisqueo, mientras que en Muros la mayoría de permaneció amarrada en puerto, salvo los de arrastre.

Por otra parte, en zonas como Mugardos sí ha salido la totalidad de los barcos, además de en Cedeira, a pesar de que en la zona se han dado fuertes rachas de viento que llegaron a alcanzar los 128,7 kilómetros por hora.

La costa de Lugo, por su parte, ha permanecido prácticamente amarrada tanto por el mal tiempo como por inactividad debido a las festividades locales. A pesar de ello, en zonas como Ribadeo no han podido salir a faenar por el estado del mar.

AFECTACIÓN AL TRANSPORTE

En el litoral de la provincia de Pontevedra la situación es similar al resto del territorio, donde está decretada la alerta amarilla por olas de cuatro metros y vientos del sudoeste con fuerza siete.

Los buques no han podido salir en zonas como Baiona (sólo un barco), Vilagarcía, donde solo ha salido el marisqueo a pié, o Poio, por el mal estado del mar.

La situación es diferente en otros municipios como Soutomaior y Vilaboa, donde han salido algunos barcos, y Cambados, donde solo ha permanecido en tierra el marisqueo a flote.

Por otro lado, el mal tiempo también ha afectado a servicios de transporte marítimo. En concreto, Mar de Ons se vio obligado a suspender los viajes entre Cangas y Vigo, aunque ya está de nuevo en activo tras quedar abierto de nuevo a las 11.00 horas.

OLAS DE MÁS DE CINCO METROS

El estado de alerta en el mar está dejando olas que llegaron a superar los cinco metros de altura en varios puntos del litoral gallego, según los datos de las boyas de Puertos del Estado.

En la boya de Cabo Silleiro, por ejemplo, se están registrando olas superiores a los cuatro metros, mientras que en Villano-Sisargas han superado los cinco metros de altura.

Asimismo, las proximidades del litoral de A Coruña están registrando olas de 3,9 metros y en Estaca de Bares de 4,69 metros, aunque también han sobrepasado los cinco metros a lo largo de la mañana.